Seguidores

sábado, 4 de marzo de 2017

DORADAS EN MAREAS VIVAS

Texto: DVfishing

Hola compañeros,

Cuando dos grandes amigos se juntan en 4 metros cuadrados la diversión está asegurada. Tengo claro que los somos unos "frikis" del mar y de la pesca. Necesitamos la salitre y una caña en la mano para encontrar nuestro sentido en la vida.


Ambos nos criamos en una ría, jugando en las charcas que dejaba la bajamar. Lorchos, cangrejos, anguilas, quisquillas, pequeños chocos no se libraban de nuestros juegos. Levantar piedras y ver lo que escondían nos producía una pasión increíble desde muy temprana edad. Los dos ya peinamos canas pero coger cebo sigue siendo mágico. Se de buena tinta que Walter echa mucho de menos estos momentos.

El contenido de esta entrada está grabado el año pasado pero aún me acuerdo como si fuera ayer. Las mareas ya eran bastante grandes. Recuerdo que el momento de actividad tardó mucho en llegar. La corriente era ya muy fuerte y en la zona ya empezaba a ver mucha arena en suspensión. No teníamos mucha fe y estábamos pensando en buscar una nueva posta ya que pescando con cebos duros la correntada hace que su presentación ya no sea demasiado natural además de que muera con mucha más facilidad.


Un último lance y la caña de la derecha da el primer aviso de la jornada. Comienza la fiesta. No son doradas XXL pero acaban de entrar en la ría y comen con confianza. A pesar de su contenido tamaño nos dan unas peleas cojonudas ayudadas por la fuerte corriente. Tenemos suerte y el cardumen se queda apozado a unos 50 metros de la embarcación.



Fue una hora frenética de actividad y muy divertida. El doblete no se hizo esperar. Primero Walter clavó la que a la postre fue la dorada de mayor tamaño, mientras yo trataba de buscar alguna toma submarina. Mi puntero da el aviso, salto como un resorte y clavo también.


Las risas no se hicieron esperar. La verdad es que lo disfruté como un niño. El maestro está más acostumbrado a estos momentos pero fue nuestro primer doblete de tanas juntos y nos hizo mucha ilusión. No nos pudimos resistir de hacer la chiquillada.


Los dos tenemos que agradecerle muchas cosas a la pesca pero cabe destacar que nos haya dado la posibilidad de conocernos. Esta afición nos ha dado y nos dará muchas alegrías. Es difícil expresar con palabras lo que se siente cuando podemos compartir nuestra pasión con los amigos pero creo que la mayoría de vosotros sabéis de que lo que hablamos. 



La actividad cesó un poco pero sabíamos que en la primera hora de la bajamar y anocheciendo la reactivación sería casi segura pero nuestras chicas no estaban de acuerdo. Una llamada control nos hizo volver a la realidad, jajajaja. Nos esperaban en puerto y es de agradecer la enorme paciencia que tienen con nosotros. Acabamos la jornada los cuatro con unas cervezas en la mano. Que más se puede pedir

A la vida le pido pocas cosas pero espero que nos de salud durante muchos años para poder seguir disfrutando juntos de las taneradas. 

Próximamente el vídeo de la jornada.

Saludiños y buena pesca.




2 comentarios:

  1. Da gusto veros pescar juntos. Siempre así chavales.
    Saludossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex!! Mientras el cuerpo aguante seguiremos dándole. Saludos

      Eliminar